El Ayuntamiento de Alpedrete ha decidido cerrar al tráfico la calle Santa Quiteria todos los domingos a partir del 6 de noviembre. Los coches no podrán circular por esa vía desde las 10:00 de la mañana a las 15:00 de la tarde. El tramo sin circulación de la calle Santa Quiteria será el que va desde la esquina de esa vía con las calles Camino del Calvario y Santiago Ramón y Cajal hasta la esquina con la calle Campo de Fútbol.

El motivo del cierre al tráfico durante ese tiempo es propiciar que ese espacio se convierta en un lugar reservado para el uso recreativo y deportivo. Patines, bicicletas o patinetes tendrán prioridad de 10:00 a 15:00 con una excepción: cuando sea necesario el uso del tanatorio y/o el cementerio municipales.

Para garantizar la seguridad de los usuarios se prohibirá el aparcamiento en la calle Santa Quiteria en el tramo y durante el tiempo que permanezca cortada al tráfico. La Policía Local de Alpedrete se encargará de informar y regular la movilidad en la zona.

La decisión del Ayuntamiento de habilitar durante unas horas a la semana una calzada óptima para la práctica del patinaje, entre otros deportes, cuenta con el apoyo de AMPEDRETE. De hecho, la Unión de Ampas de Alpedrete ha trabajado conjuntamente con el Ayuntamiento para organizar y ser protagonista del primer cierre al tráfico que tendrá lugar el domingo 6 de noviembre. No es la primera ocasión que las familias de los escolares proponen una actuación de este tipo. La última vez lo hicieron durante el recorrido en bicicleta con el que se celebró en Alpedrete el Día Mundial Sin Coches el pasado 22 de septiembre.

La Policía Local de Alpedrete se encargará de regular el tráfico para posibilitar la movilidad de todas las personas. Los usuarios de de la Ciudad Deportiva podrán acceder a las instalaciones por la M-619, como hacen habitualmente, y podrán salir por la calle Santa Quiteria en dirección a la M-619. Los conductores que acceden desde el centro del municipio por la calle Santa Quiteria podrán circular hasta la confluencia con las calles Calvario y Ramón y Cajal, que permanecerán abiertas al tráfico. Cualquier modificación puntual sobre estas normas generales será determinada por la Policía Local.